Cartera skin in the game. Las bases

Categoría: Cartera SITG | 3

Hola a todos! Tal y como os comenté hace poco, vamos a estrenar sección. Me gusta predicar con el ejemplo, así que ademas de hablar, voy a hacer. Vamos al lío con Skin in the game.

¿Qué es esto de Skin in the game?

Como dice Taleb en su libro Skin in the game, hay dos clases de personas. Las que hablan y las que hablan y ademas de hablar ponen algo en juego. Hablar es gratis, y puede hacerlo todo el mundo, así que he decidido poner algo en juego.

Soy papá de 2 niñas, así que he decidido crearles dos carteras de inversión, una a cada una.

Ingresaré una cantidad fija al mes (empezaremos con 300 dólares) a cada una y con ese dinero harán (haré) compras basándome en una serie de reglas. Van a salir dos carteras muy distintas, así que será interesante ver como evoluciona cada una de ellas con el paso del tiempo.

El objetivo NO es que cuando tengan 18 años tengan una pila de dinero para comprarse un coche o irse a dar la vuelta al mundo a gastos pagados con su novio el artista bohemio… El objetivo es que aprendan y conozcan los beneficios de la inversión, en este caso a largo plazo. Ahora son muy pequeñas todavía, pero seguro que soy capaz de captar su atención cuando sean un poquito más mayores.

 

Reglas en común

Como os he dicho, vamos a hacer dos carteras diferentes, una para cada hija con una serie de reglas especificas para cada una de ellas. Sin embargo, hay algunas reglas que son comunes a ambas, y las vamos a enumerar a continuación.

  • Vamos a trabajar sobre la lista de Aristócratas del dividendo, también conocidos como Dividend aristocrats. Te recuerdo que son compañías que cotizan en el indice S&P500 que han aumentado (o en algunos casos mantenido) el dividendo durante 25 años o más. No son precisamente chicharros.
  • 300 dólares al mes para cada una. Quizás con el tiempo aumentemos la cantidad.
  • Disponen de una “paga extra” cada una, es decir, 300 dólares adicionales para acumular a su liquidez que pueden gastar cuando quieran. La cantidad que tengan en liquidez, la podrán gastar como quieran, es decir, no tienen porque atenerse a sus reglas particulares. La única condición es que sean empresas aristócratas.
  • Primará la diversificación frente a la acumulación. La idea es que al final cada cartera se componga de entre 15-25 acciones. Como la cantidad a invertir es pequeña, mensualmente no podremos comprar mas de una empresa, asi que esto nos llevará como mínimo un par de años. Sin embargo si que tienen permiso para acumular antes de llegar a esa cifra, ya que, recordad, esto va para largo…
  • Los dividendos se reinvierten.
  • Si por alguna razón, ninguna empresa cumple las condiciones particulares de compra de alguna de las carteras, tienen barra libre. Pueden comprar cualquier acción de la lista de aristócratas. El único requerimiento es que haya una compra mensual.
  • Los gráficos que usaremos para la toma de decisiones serán gráficos en temporalidad mensual. Los indicadores que utilizaremos serán tan solo una media simple de 12 periodos y el RSC Manfield (contra el SP500 obviamente) para analizar el sector. Posiblemente haga un tutorial sobre como implementar la plantilla del gráfico en Prorealtime.

 

Dos hijas, dos carteras

Las que van a invertir son mis hijas (ya me entendéis), y son dos niñas muy diferentes, así que he asignado unos criterios de compra distintos a cada una. Vamos a verlos a continuación:

 

Blanca in the game

Blanca es una niña risueña y divertida. Siempre está contenta, con ganas de jugar y pasárselo bien, así que Blanca va a comprar empresas “felices”. ¿Cómo se traduce esto?

  • Serán compañías que pertenezcan a sectores con RSC Mansfield por encima de cero, es decir, que se comportan mejor que el indice.
  • Y compañías que coticen por encima de su media móvil de 12 meses.

 

Vera in the game

Vera es un bebé. Llorar, comer, dormir y vuelta a empezar. Bucle infinito. Por las noches tiene la especial costumbre de saltarse la parte de dormir, así que como me tiene sin dormir, le voy a asignar un carácter pesimista (se que sabrás perdonarme cuando crezcas).

  • Vera comprará compañías que coticen en sectores con RSC Mansfield negativo.
  • Y por supuesto, que coticen por debajo de su media móvil de 12 meses. Eso sí, vamos a intentar evitar compañías que incluso en periodos de bonanza vayan cuesta abajo y sin frenos.

 

La inversión en números

Todos los meses haremos números y repasaremos las compras que vayamos haciendo.

Veremos las rentabilidades de las carteras, cuál se comporta mejor, y las distintas alternativas de cara al mes siguiente.

¿Cómo lo veis? ¿Os gusta la idea? ¿Os animais a invertir?

¡Nos leemos en breve!

Siguiendo Juan Vidal:

Fabricante y coleccionista de activos. Tu sherpa a tus objetivos en juanvidal.es Pensionista a tiempo completo y trader y formador a tiempo parcial.

3 Comentarios

  1. Alex Castro
    | Responder

    Lo de que hay dos tipos de personas “Las que hablan y las que hablan y ademas de hablar ponen algo en juego” me llegó, si señor.

    Gran artículo

    • Juan Vidal
      | Responder

      Es que hablar es gratis… Hacer no tanto, así que si hablas, que menos que sea con conocimiento de causa. 😉
      ¡Un abrazo!

  2. Isabel Santiandreu
    | Responder

    Me ha flipado esta frase “Las que hablan y las que hablan y ademas de hablar ponen algo en juego.” y cómo lo explicas todo. Utilizar los nombres de las niñas me ha encantado. ¡Enhorabuena por el post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *