La escalofriante educación financiera para niños

Categoría: Educación financiera | 4

Esto es escalofriante. Pero de verdad.

Vaya por delante que esta plataforma no representa ningún ideario político ni pretende defender los colores de ninguna formación. El que escribe, como todo hijo de vecino, tiene sus ideas y opiniones, pero no es objeto de este blog comentarlas ni tratarlas. Sin embargo hay cosas que claman al cielo.

Desde hace años que practico una dieta hipoinformativa. Os lo recomiendo a todos. Me entero de la misa la mitad, pero al final, de las perogrulladas que se hacen virales acabo enterándome de todas.

Dentro video.

Lorena Gonzalez. Portavoz (o portavoza) de educación de Podemos en las cortes de Castilla y León. Tras una breve investigación sobre su trayectoria laboral previa a su entrada en política encontramos el vacío absoluto, un agujero negro. Esto explica muchas cosas y por desgracia es bastante común entre nuestra clase política.

Pero bueno, dejemos a Lorena a un lado y vamos a centrarnos en lo importante.

El libro de educación financiera para niños en cuestión

No he tenido el placer de leerlo, ni siquiera de ojearlo más allá de lo que se muestra en el video, pero por lo que lee nuestra amiga Lorena me parece una excelente toma de contacto para los más pequeños con la educación financiera.

Lorena ha conseguido el efecto contrario del deseado poniendo el grito en el cielo sobre el contenido del libro. El libro está agotado en todas las librerías, y número 1 de ventas en Amazon. Enhorabuena María Jesús.

¿Por qué se debería impartir educación financiera en TODOS los colegios?

Es algo que no entiendo.

El dinero está presente en la vida de todas las personas. Nos guste o no, mueve el mundo. Trabajamos por dinero. Con dinero compramos comida, nos vestimos, pagamos el recibo de la luz y para muchos (esto no me gusta) es una medida del éxito de cada persona.

¿Por qué no nos enseñan a manejarlo y relacionarnos con él como es debido? Nos iría a CASI TODOS mejor. Sí, casi todos, en unas lineas hablamos de esto…

¿Cuanto te arrepientes de aquel préstamo que pediste hace 3 años para reformarte la casa? ¿Hubieras comprado las famosas preferentes si hubieras sabido lo que son?

No pretendo que niños de primaria sepan lo que es el trading de alta frecuencia, las dark pools o sepan hacer coberturas comprando puts. Me gustaría que mis hijas (ellas si lo sabrán) sepan como funciona el mundo del dinero. Que los prestamos se devuelven y con creces. Que no es más rico el que más tiene si no el que menos necesita y el ahorro es el primer paso a la libertad. Que toda inversión conlleva un riesgo asociado.

Luego cada uno elegirá que hacer con su vida, pero por lo menos todos deberíamos jugar con la misma baraja, y no solo unos pocos con las cartas marcadas.

¿Por qué no se imparte educación financiera en TODOS los colegios?

Porque lo que beneficiaría a muchos haría perder a unos pocos. Y esos pocos son los que deciden que se enseña y que no se enseña en los colegios.

Para mucha gente el dinero es «malo», y borrarlo de la educación es la respuesta. Confunden educar en finanzas con que la educación de nuestros hijos esté dictada por los intereses de la banca, Ibex 35 y otros entes demoniacos oscuros.

¿Cual es el objetivo? Tenernos aborregados. Que no pensemos y ni nos cuestionemos sus decisiones. Que estemos endeudados hasta las trancas y sin capacidad de maniobra. Que tu mayor preocupación sea cómo pagar la próxima letra de la hipoteca, o subir de escalón en tu empresa y asumir el doble de responsabilidades por 100 euros más al mes.

Y no solo eso. ¿Es más importante conocer los afluentes de todos los ríos de España o saber negociar?

¿Por qué no se enseñan técnicas de negociación? ¿Por qué no nos enseñan a vender? ¿Por qué no nos enseñan habilidades y recursos emocionales? ¿Por qué no nos enseñan cosas que vayan a ser útiles en nuestro día a día?

¿De verdad que los afluentes de los ríos y la química orgánica es más importante que esto? Por supuesto que está bien conocer los afluentes de nuestros ríos y tener nociones de química… Pero ¿qué será más útil en nuestro día a día? Yo lo tengo claro.

Y volviendo al vídeo de nuestra amiga Lorena, hace mención de que no hay espacio para la educación sexual, medioambiental, violencia de genero, etc. mientras sí la hay para los banca y la empresa privada (en fin…). Obviando el tema de la paja mental conceptual que lleva, estoy totalmente de acuerdo. Pero es que ¿está una cosa reñida con la otra? ¿No se puede hablar de medio ambiente, educación sexual y educación financiera en un mismo colegio? ¿Implosionará el mundo?

Indecente

«Esto es indecente» dice Lorena. Lo que es indecente es que personas como tú tengan derecho a decidir lo que estudian nuestros hijos y por ende las próximas generaciones productivas.

Personas que no han dado un palo al agua, y sean políticos «profesionales». Lo de «profesionales» no va por su buen hacer, si no porque no han hecho otra cosa en su vida ni la harán.

Lo que es indecente es que no sepas ni pronunciar inflación, que la «inflacción» no existe.

Es indecente que una persona improductiva (como un porcentaje muy elevado de la clase política) se dedique a poner palos en las ruedas de las generaciones venideras y su único interés (a nivel global y de partido) sea que sigamos siendo unos borregos para mantenerse en el cargo unos años y ganarse el derecho a una «paguita» de por vida.

Conclusiones

Por el tono del articulo se deducirá facilmente que es un tema que me toca bastante las narices.

Se están dando pequeños pasos positivos en este sentido, pero por cada paso que se da, aparecen tres «Senecas» demonizando la educación financiera y poniendo el grito en el cielo.

Espero que el modelo educativo siga evolucionando y no tenga que ser yo quien le enseñe educación financiera a mis hijas. Y si tengo que ser yo, lo haré.


Actualización 15/9/2018

Acabo de leer el libro de Richard Branson «Hagámoslo». Tienes la reseña en el rincón de lectura de Septiembre. La cuestión es que me he encontrado con lo siguiente:

El Instituto para Investigación Política Pública (IPPR) en Estados Unidos examinó un programa en el que la educación financiera había sido obligatoria en algunas áreas desde 1957. la investigación muestra que los niños que asisten a las clases de finanzas personales y presupuesto domestico pueden llegar a ser 32.000 libras más ricos cuando llegan a los cuarenta que sus compañeros que no reciben estas clases. Los  niños educados económicamente seguían ahorrando alrededor de un 1,5% más de sus ingresos cada año.

Una muestra más…

Siguiendo Juan Vidal:

Fabricante y coleccionista de activos. Tu sherpa a tus objetivos en juanvidal.es Pensionista a tiempo completo y trader y formador a tiempo parcial.

4 Comentarios

  1. David López
    | Responder

    Hola Juan.

    Tienes mucha razón… Las matemáticas y la geografía no están reñidas con la educación financiera.

    Para bien o para mal, el dinero tiene un papel protagonista en nuestra sociedad.

    No voy a entrar a valorar si esto es bueno o malo… Es simplemente así.

    Todos tenemos que jugar a este juego (vida) aunque algunos no parecen haberse dado cuenta… Siendo así, lo más inteligente es aprender las reglas.

    Es triste ver como mucha gente confunde la divulgación de la educación financiera, con hacer apología del capitalismo y el consumismo irracional.

    La realidad es que la mayoría de las personas con cierto nivel de educación financiera, suelen estar en contra de dicho consumismo, es más suelen practicar la frugalidad y el minimalismo económico.

    Para concluir, decirte que cada uno es libre de educar a sus hijos como considere oportuno. Yo a mi hija voy a enseñarle todo lo que sé sobre el mundo del dinero.

    El conocimiento es poder, la ignorancia es pobreza.

    Un abrazo.

    • Juan Vidal
      | Responder

      Hola David.
      Muchas gracias por tu aporte. Más claro no se puede decir.
      La relación con el dinero tiene 2 enfoques:
      – Aceptar lo que es, aprender las reglas del juego y tratar de «jugar» lo mejor posible, o
      – Maldecir, esconder la cabeza como las avestruces y esperar a que alguien (o algo) nos saque del atolladero.
      Evidentemente no todo es blanco o negro, hay muchas escalas de grises y muchos matices, pero yo desde luego prefiero aprender las reglas y ganar.

      Abrazo!

  2. Nsimalen
    | Responder

    Sr. Vidal, no hay nada que invalide más su (en mi opinión) detestable tesis que la descalificación «ad hominen» con la que ensucia su exposición.
    Más física, química, matemáticas, geografía y cultura (de la de verdad, no su pseudocultureta economicista) que evangelización capitalista. Esa sí que es una religión tan nociva como las tradicionales y conduce al borreguismo consumista y ultraliberal que usted promueve.
    Ni soy de izquierdas, ni comparto ideario ni afinidad política con esta señora ni con su grupo político. Soy un padre de familia, licenciado universitario (en ciencias), con tres hijos mayores de edad que lleva trabajando casi treinta años y que se escandaliza cuando lee pensamientos tan pobres en boca (o pluma) de gente presuntamente ilustrada.

    • Juan Vidal
      | Responder

      Hola Nsimalen.
      En primer lugar agradecer que se haya tomado unos minutos para leer el post y escribir el comentario.
      El problema no es el emisor, es el mensaje, venga de quien venga.
      Y me remito a lo expuesto en el artículo… ¿Están reñidas más matemáticas y más geografía con una educación financiera básica?
      Yo creo que no.
      Por otro lado, si cree que mi intención es promover el «borreguismo consumista» es que no ha entendido nada…

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *