¿Por qué no enseño trading?

Categoría: Bolsa para tod@s | 6

¡Hola Fabricante!

Como sabrás (y si no lo sabes date una vuelta por la página «Sobre mi«) la actividad que me roba tiempo diariamente es el trading.

Mi gente más cercana sabe que es una actividad muy muy lucrativa y pese a que hay que lidiar día a día con la incertidumbre, a final de año me proporciona una cantidad de dinero «indecente».
Ademas, muchos de ellos ven lo «fácil» que es. Me ven mirando a 2 o 3 pantallas con gráficos, y de repente le doy al ratón y a los pocos minutos mi cuenta suele haber engordado (de cuando adelgaza se olvidan). Ante esto, estupefactos me preguntan… ¿por qué en vez de inversión inmobiliaria e inversión en bolsa a largo plazo no enseñas esto? ¡Si ganas una pasta y en muy poquito tiempo!

La respuesta te va a sorprender. No enseño trading porque te estaría engañando.

Sí, has leído bien. Y te lo explico enseguida.

El trading no es técnico

Seguro que has visto mil veces la clásica fotografía del iceberg, en la que se ve la parte fuera del agua y la parte sumergida que es 5 veces mayor. Por si acaso, te la pongo aquí.

Esto es exactamente el trading.

Yo te puedo enseñar lo que la gente ve, en dos ratos, te cobro un dineral y me quedo tan ancho. Ademas, te puedo enseñar mi track record para que veas lo que gano, y que está probado que es un método con esperanza matemática positiva y que no te estoy tomando el pelo.

Pero si en tu mochila no llevas todo lo que yo llevo, «lo que hay», te aseguro (y te lo puedo asegurar por escrito y ante notario) que te vas a pulir la cuenta en 4 días. Y por desgracia, mi mochila no te la puedo enseñar ni prestar.

Mi mochila son mis demonios, mis carencias, mis inseguridades, mis miedos. En mi mochila viven el perfeccionismo y la revancha. Tú tendrás tu mochila, y si no aprendes a convivir con ella, y lo que es más importante, detectar cuando tu mochila es la que toma el control para conscientemente arrebatárselo, estás condenado a la ruina.

En cierto modo es una falta de compromiso. Yo no puedo estar día y noche contigo diciéndote «no le des», «solo es un stop, asúmelo», «no te sobreapalanques para recuperar porque la vas a cagar», «sal ya porque esta operación no va», etc.

A mi esto me costó años, y es cierto que hacerlo acompañado de alguien que ya ha pasado por ahí hace todo más fácil, llevadero y rápido pero no es  garantía de éxito. El trading no es para todo el mundo.

El trading no es para todo el mundo

Lo siento, no basta con desearlo. Hay que trabajárselo, y mucho.

Y como te he dicho antes, esto no va de números, ni de velas, el trading es un juego 100% mental, y no todo el mundo está preparado. Sin ir más lejos, el Juan de hoy es un Juan completamente diferente al Juan que descubrió el trading. Mi cabeza no estaba preparada para recibir sopapos a mano abierta y curas de humildad día si, día también. Ahí es cuando el 90% de la gente abandona.

También hay una imagen muy distorsionada del trading para el que no lo vive «desde dentro». Piscinas, yates y daikiris mientras se opera en bañador desde una playa paradisiaca rodead@ de modelos. Claro que sí. Y un secreto que no cuenta nadie. Cuando eres «ganador» en el trading, al ordenador le sale un expendedor de billetes de 500 euros. Todo chorradas.

Gracias a esta imagen, todos nos vemos atraídos por el trading buscando dinero fácil y una vida de ensueño – o lo que es lo mismo, tiempo-. Lo que nadie te cuenta cuando empiezas, es que si quieres salir adelante, precisamente lo que necesitas es mucho tiempo y mucho dinero. Mucho tiempo para aprender, porque vas a ver velas hasta que se te caigan las pestañas, y mucho dinero para gastarte en formación y en «donaciones» al mercado que, lamentándolo mucho, son ineludibles.

El trading es un «oficio», muy solitario por cierto, y muy exigente. Te obliga a estar al 100% todos los días. Y todos tenemos días mejores y días peores, pero el mercado no entiende de eso. Si tienes un mal día y tu capacidad de observación (sobre ti mismo) no es la adecuada, o estás espeso o has discutido con tu mujer, al mercado le importa un pimiento y es un tsunami que te arrolla.

Me lo pintas todo muy negro, creo que paso

Es que es lo que hay.

El valor del premio es incalculable, pero el camino es largo y duro (soy un chistoso). Si tu única motivación es el dinero, muy probablemente no lo consigas. Si hay algo más que verdaderamente valga la pena, pelearás lo que haga falta hasta conseguirlo.

¿Y cual es ese premio? Ser casi dueño de tu tiempo. Ingresos elevados. Y una mejora personal y un autoconocimiento que difícilmente alcanzarás en cualquier otra actividad.

La formación en el trading

Con este tema hemos pinchado en hueso.

Conozco de primera mano a mucha gente honrada en la formación. Gente honrada y que gana dinero.

Pero también hay «elementos» con los que dan ganas de irse corriendo. Gente que no ha operado en su vida y venden cursos por miles de euros, aprendices que con más voluntad que conocimiento se meten en esto, «personalidades» de tv que dan vergüenza ajena…

El problema es que cuando somos novatos es muy difícil distinguir los que de verdad saben «de que va el tema», de los que no. Cuando ya tienes «callo», con dos minutos de conversación es suficiente para detectar a alguien que no sabe de lo que habla, pero cuando eres novato es muy fácil engatusarnos con cantos de sirena.

Y más allá del formador, que es crucial, hay que ver como es el programa de formación. Si te venden un curso, y si te he visto no me acuerdo, huye. Si te coge de la mano y te lleva TODOS LOS SANTOS DÍAS (lo que yo ni puedo ni quiero hacer), tómalo como una alternativa. Si tienes dudas sobre algún formador y quieres saber mi opinión, o quieres que te recomiende una formación, escríbeme a hola@juanvidal.es y te ayudaré lo mejor que pueda 😉

Y ni se te ocurra intentarlo solo. Con un poco de suerte solo perderás tiempo, ya que hay tantísima información que es muy difícil separar el grano de la paja.

 Vamos acabando, que me enrollo

Si decides embarcarte en esto debes tener una serie de cosas muy claras:

  • La meta tienes unas vistas espectaculares, pero el camino es muy duro.
  • Encuentra un buen mentor, te ahorrará muchos disgustos y dinero.
  • No tengas prisa y rebaja expectativas. Si quieres comprarte un Ferrari mejor atraca un banco.
  • Nunca pierdas de vista que, quizás, esto no sea para ti. Esto no es un problema, hay formas igualmente lucrativas de ganarse la vida y ser dueño de tu tiempo (y aquí te voy a enseñar unas cuantas).
  • Sé honesto contigo mismo.
  • Y por favor, dedica a esto una cantidad de dinero que te puedas permitir el lujo de perder, nunca destines el dinero del colegio de tus hijos ni de la hipoteca.

No he podido ser más sincero, llevo con esto desde el 2006 y me considero autorizado a hablar del tema. Si tienes cualquier duda, o te puedo ayudar en algo, como siempre, a los comentarios 😉

¡Nos leemos!

Siguiendo Juan Vidal:

Fabricante y coleccionista de activos. Tu sherpa a tus objetivos en juanvidal.es Pensionista a tiempo completo y trader y formador a tiempo parcial.

6 Comentarios

  1. Juan Carlos
    | Responder

    Hola Juan,

    Yo también te conocí en aquel evento, y tu manera de contar como dejas correr el precio me pareció brutal, enhorabuena. Además de poner un toque de humor que me dolía la tripa de reirme 🙂 por cierto, soy de los que te preguntó cositas después. Mil gracias por atendernos.

    En mi caso, empecé con 2 contratos del minidax en Enero 2019, salí un poco en positivo, llega Febrero y boom, hostión descomunal, un mes super loco y lleno de uves, no supe gestionarlo y me venían por todas partes. Por suerte tengo bastante cabeza y volví al simulado con un contrato, 2 y 3, me dí cuenta de que así no iba a ser rentable (un contrato del mini) y sin embargo con 2 ó 3 ya sí dejando correr precio. Ahora acabo de salir a real en micronasdaq hace un mes (mi apalancamiento correcto), con 3 contratos después de muchísimo simulado y probar muchas estrategias de salida para ver cual es más rentable, (con 1 contrato aquí te comen las comisiones). Y empiezo a ver la luz, opero poquísimo, solo las que digo: si esta no va que sea solo por pura probabilidad y así mantener mi cabeza bien.

    Toda la razón en que es 100% mental. Una vez sabes cuando no hay que hacer nada, y cuando hay que hacerlo, está todo en la cabeza.
    Creo que operar con el apalancamiento correcto para cada persona, es vital, creo que es de lo más importante en el trading, mi cabeza al menos funciona mucho mejor cuando he bajado apalancamiento, tomo mejores decisiones.

    He descubierto tu canal, web y blog hace nada, me encanta como explicas y además eres una persona «ejemplo a seguir» al menos algo se pegará cogiendo conocimientos de tí! En cuanto termine de leerte todo y tus videos me registraré para ese curso bueno!
    Mil gracias Juan, a mi al menos me inyectaste aquel día muchísima energía y conocimiento.

    • Juan Vidal
      | Responder

      Hola Juan Carlos.

      Me alegro mucho de que te gustara la ponencia, el objetivo era transmitir mi forma de gestionar la posición y pasar un buen rato, así que objetivo conseguido.

      Lo que dices es CLAVE. El sobreapalancamiento estoy convencido de que es la razón por la que el 90% de la gente deja el trading. Ganar sobreapalancado es muy fácil de llevar. Cuando vienen las tortas… cuesta digerirlas, y saca lo peor que llevamos dentro.

      Me alegro de que hayas encontrado «tu sitio». Ahora a darle duro.

      Un saludo y para lo que necesites ya sabes donde encontrarme!

  2. Oscar
    | Responder

    Estimado Juan,

    Somos compañeros en el método de trading que usamos en la actualidad y te conocí en el evento de Madrid donde realizaste un gran aporte a nuestra comunidad mediante tu sistema de «seguimiento del precio», de hecho para mi (que soy novato y todavía me cuesta interpretar las pantallas) despejaste muchas dudas y abriste un camino increíble y fácil de adoptar para progresar de una manera exponencial sobre el sistema.

    No puedo estar más de acuerdo contigo en que esto del trading es un camino largo y tortuoso hasta alcanzar cierta libertad financiera, yo llevo 6 meses dándole y estoy seguro que hasta al menos dentro de un año no estaré en unas cifras razonables. Y como cifras razonables me refiero a obtener un sueldo por encima de la media y disponer de tiempo para vivir mejor, que ya es mucho (lo del Ferrari ni lo contemplo).

    Como tú dices además de contar con un mentor, tienes que dedicar cuerpo y mente al 200% para conseguirlo y eso es difícil de encajar en la «generación del pelotazo», pero como dicen nuestros padres el esfuerzo es el único camino para conseguir tus objetivos.

    Gracias Juan por ser tan generoso compartiendo tus conocimientos.

    • Juan Vidal
      | Responder

      Hola Óscar.
      Me alegro que te resultara de utilidad, de eso se trata.

      Estamos de acuerdo en que el camino es largo… El problema que veo es que mi concepto de largo es diferente al de todo (o casi) el mundo… Yo tardé casi 4 años en ser rentable. No hablo de vivir de esto, hablo de un «extra» a final de año…
      Esa fue mi curva, la tuya quizás sea más rápida, pero lo cierto es que no me suelo equivocar mucho en este aspecto.
      Ármate de paciencia, haz las cosas bien y los resultados llegarán. Cualquier cosa, ya sabes dónde encontrarme.

      Un abrazo!

  3. A lberto Hernandez G
    | Responder

    Excelente comentario y dura verdad.
    Es complicado pero no imposible de lograrlo.
    Gracias

    • Juan Vidal
      | Responder

      Hola Alberto.
      Me alegro de que te guste el post.
      Por supuesto que no es imposible, te lo digo de primera mano 😉 , pero va mucho más allá de aprenderse un sistemita y aplicarlo.
      Hay mucho trabajo en «la trastienda» que no se ve y que depende de cada uno.

      Un saludo y suerte en el camino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *