Lo que nadie te cuenta sobre la inversión por dividendos – Ciclo dividendos

Categoría: Bolsa para tod@s 0

¡Hola a todos!

Todo lo que empieza se acaba, así que vamos con el tercer y último post del ciclo dividendos.

En el primer post sentamos las bases, en el segundo hablamos de algunas estrategias, como los Perros del Dow y los Perros del Ibex y hoy te voy a contar lo que nadie te cuenta… Abandonamos el país de los unicornios y las gominolas y nos adentramos en los infiernos de la inversión por dividendos… Bueno, tampoco es para tanto.

Hacienda siempre gana

En el Casino la banca siempre gana. En las inversiones, Hacienda CASI siempre gana. Y este es uno de los casos. Dejando a un lado el asunto de la doble tributación, que como hemos visto anteriormente es solucionable, nuestro dividendo indefectiblemente lleva una retención. Aunque globalmente perdamos dinero, ya lo reclamaremos al año siguiente en la declaración de la renta, pero de entrada nos lo quitan. Y si esto lo unimos a…

Lo que te dan por un lado… te lo quitan por otro

Lo que te dan por dividendo te lo sacan del valor de la acción. Esto es hasta lógico. Supongamos que hoy la cotización de Telefonica es a 10€ la acción (¡jajaja!). Si mañana reparten un dividendo de 1€, la acción pasa a cotizar a 9€. ¿Por qué? Porque en la cotización a 10€ por acción están «incluidas» las reservas destinadas a dividendos que acabamos de repartir. Al repartirlo, estas reservas salen de la empresa, por lo que disminuye su cotización.

Bueno, no pasa nada, pensarás. Cobro el dividendo, y al disminuir su cotización no me toca pagar plusvalía a final de año si vendo (en caso de que no suba) pero yo me llevo el dividendo calentito y mi patrimonio no varía, 9€ por acción y 1€ de dividendo. ¡NO! Tienes los 9€ de la acción + 0,80€ del dividendo porque Hacienda te ha retenido un 20% del mismo. Nos hemos dejado un 2% por el camino.

Cuidado con coger un cuchillo cayendo

Hay una serie de empresas «habituales» en la inversión por dividendos, vacas lecheras que cuando no están en el top ten, poco les falta. No hay más que buscar históricos. Sin embargo, de vez en cuando, tenemos «invitados inesperados» que se cuelan en nuestro ranking con unas rentabilidades por dividendo brutales. ¿Por qué ocurre esto? O bien se han vuelto locos, que es posible pero poco probable, o bien la acción esta en caída libre, por lo que el impacto del dividendo previamente pactado es muy grande. Ojo con estas acciones porque nos podemos llevar algún disgusto. Nunca me ha gustado coger cuchillos cayendo porque te puedes cortar.

All in

Hay sistemas de inversión que cuando comienzan las caídas (siempre cuando comienzan, nunca antes, excepto los gurús tocados para la varita mágica de la inversión que tienen bolas de cristal que aciertan solo a toro pasado) nos sacan del mercado. Asumimos una perdida, unas veces más grande, otras más pequeña, pero nos libra de comernos las GRANDES caídas de principio a fin. Sin embargo los sistemas de inversión por dividendos están siempre dentro. No importa lo que pase en el ecosistema bursátil, siempre estamos invertidos. Esto hace que cuando haya un crash bursátil (que los ha habido y los habrá) nos coja dentro. Está claro que el efecto dividendo «suavizará» la caída pero aun así nos puede hacer un buen roto.

 

Como ves no todo es de color de rosa en el mundo de la inversión por dividendos. ¿Es esto malo? No. Es algo inherente a la inversión. No existe ninguna metodología de inversión libre de riesgo y que no tenga sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Tienes que buscar un método que encaje contigo, en el que pongas en valor sus virtudes y seas capaz de encajar sus puntos débiles con la mayor «naturalidad» posible.

Como comenté en el anterior post, la rentabilidad histórica es positiva, y no poco, pero debemos contar con toda la información.

Con esto damos por concluido el ciclo sobre inversión por dividendos… ¿De qué quieres que te hable próximamente?

Voy a tomarme unos días para pensarlo… o mejor, sugiéremelo tú en los comentarios 😉

¡Nos vemos!

Siguiendo Juan Vidal:
Fabricante y coleccionista de activos. Tu sherpa a tus objetivos en juanvidal.es Pensionista a tiempo completo y trader y formador a tiempo parcial.